ETMA

Tecnología para eliminar la incontinencia urinaria se posiciona en Chile

Una nueva tecnología llegó a Chile para mejorar la calidad de vida de las mujeres que padecen incontinencia urinaria, con HIFEM – EMSELLA ellas logran fortalecer el suelo pélvico y contrarrestar los daños asociados.

Datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que 200 millones de personas sufren de incontinencia urinaria, independientemente de su sexo o edad, sin embargo, reveló que predomina en mujeres en periodo reproductivo con un 40 % y un 50 % posterior al parto.

Por su parte, la directora de Clínica ETMA Dr. Karla Morales señaló que el nuevo tratamiento HIFEM – EMSELLA se aplica con éxito en nuestra instalaciones a pacientes con incontinencia urinaria, especialmente a mujeres jóvenes quienes en muchos casos piensan que es una condición normal para una fémina que ha sido madre.

Muchas mujeres hoy día buscan nuevas opciones diferentes a la cirugía para eliminar la incontinencia, aunque se sorprenden y celebran que una silla con campo electromagnético es una excelente opción que supera la dolorosa alternativa de la intervención quirúrgica. 

El mayor porcentaje de incontinencia urinaria refleja una debilidad de la musculatura del piso pélvico por lo cual se debe fortalecer esta musculatura para obtener óptimos resultados, a largo plazo y sin cirugía. Y esto es posible gracias a la tecnología, demostrando por medio de un estudio realizado con mujeres chilenas, quienes en tan sólo seis sesiones de tratamiento sintieron los resultados óptimos y efectivos con esta nueva tecnología HIFEM – Emsella.

La energía electromagnética enfocada aporta una estimulación profunda de PFM y restaura el control neuromuscular mediante penetración profunda y estimulación de toda el área del piso pélvico. La restauración del tono muscular adicionalmente mejora positivamente la salud íntima femenina y las funciones sexuales gracias a la intensa estimulación muscular repetitiva combinada con el efecto vasodilatador de los campos electromagnéticos. 

Durante una sesión de tratamiento se producen miles de contracciones supramáximas,  normalmente las pacientes no pueden realizar esta alta cantidad de repetición de contracciones que modifica directamente la estructura muscular, induciendo el fortalecimiento y la reafirmación muscular.

El objetivo del estudio fue evaluar la efectividad de la tecnología HIFEM – EMSELLA para el fortalecimiento de la musculatura del piso pélvico, la mejora de la calidad de vida y la función sexual en mujeres.

En él participaron 24 mujeres con incontinencia urinaria entre 33 y 57,  disfrutaron de seis cómodas sesiones de 28 minutos con HIFEM, realizadas dos veces por semana. Previamente al tratamiento se valoró la fuerza de la musculatura del piso pélvico para calcular la incontinencia urinaria, la gravedad, la función sexual  y la calidad de vida.

Previo al tratamiento HIFEM – EMSELLA las pacientes presentaban menor grado de fuerza muscular del piso pélvico respecto a los resultados después de seis sesiones de tratamiento. La mayoría obtuvo mayor puntaje en la prueba respecto de su inicio de tratamiento

En los resultados del test de gravedad de incontinencia,  la valoración pre- y postratamiento comprobó que se logra una mejora del 53 % de las participantes y se cura por completo el 17 %. Los resultados mejoraron con el paso de los meses.

Referente a la función sexual se logró una mejora significativa para el clímax, la satisfacción sexual, el dolor en el acto sexual y la intensidad del orgasmo.

La calidad de vida de todas las participantes, postratamiento, mostraron mejoras, tanto para la percepción de salud general como en el impacto de la incontinencia urinaria que disminuyó logrando un resultado significativo. 

Para las limitaciones de funciones físicas, relaciones personales, emociones, sueño, energía y actividad, se mostró una mejora aún más significativa postratamiento.

Todos los resultados obtenidos en este estudio lograron mejoras aún más significativas pasado los tres meses post tratamiento, logrando la cura en gran porcentaje de nuestras pacientes y en otras se pudo revertir de severa a leve.

Con este estudio, se demuestra la importancia de la salud íntima.

La medición de estas variables nos permitió identificar que la incontinencia urinaria puede afectar a cualquier mujer, independientemente de su estrato social o edad.

Se observa cómo puede afectar múltiples ámbitos de la vida  femenina: física, sexual, social y psicológica. 

Las mujeres con incontinencia suelen normalizar esta disfunción al restarle importancia al inicio y por no asociar que a largo plazo puede causar graves  efectos en su salud física y psicológica.

Si desea ampliar esta información o concertar una cita para tratar la incontinencia pueden contactarnos a través de: +56 9 4009 5140 / +56 2 2616 1655